Cargando...

¿Lo viste, Oscar?

¿Lo viste, Oscar?

¿Lo viste, Oscar?

POR JGARCIA


¿Lo habrá visto Ahumada? Lo de la gente de River ayer fue conmovedor, indescriptible, una muestra más que River tiene hinchada y de sobra. El operativo comenzó desde las 14.30 del sábado, con la recolección masiva de papelitos por parte de los socios e hinchas del club. El domingo a las 7 se comenzó a ingresar el cotillón y a aprontar el humo que le daría el recibimiento al equipo de Simeone. La postal, cuando Tuzzio pisó el campo de juego, fue majestuosa. Humo rojo y blanco partió de los cuatro costados de un Monumental que volvía a colocarse sus mejores ropas para recibir al clásico rival.

Por el lado de enfrente desplegaron un pañuelo y llevaron un par de globos que habrán sobrado de algún cumpleaños o algo así. Mientras, en la Sivorí, la Belgrano y la San Martín los globos rojos y blancos pintaban la parte superior del estadio. Sin embargo, el esfuerzo del hincha por regalarle ese recibimiento conmovedor a los colores que ama (uno más y van...) no tuvo respuesta desde el campo de juego.

Pese a eso, también en el entretiempo se gestó un recibimiento hermoso, esta vez con los tirantes, que pintaron los sectores medios y bajos del estadio, al mismo tiempo en el que caían las toneladas de papelitos. Más de 50 mil personas colmaron el Monumental, alentaron y dejaron la vida en el Súper, es una verdadera lástima que el equipo no haya ni siquiera entendido lo que significa este partido para el hincha de River.

Sería bueno rememorar lo que ha llegado a hacer la gente para poder decir presente en este clásico, por pintar la cancha como la pintó y lo que sufrieron al ver que las entradas (sus entradas) se las llevaron antes de tiempo o directamente las usaron para otros fines. Todo el esfuerzo, la dedicación, el dinero y todo lo que puso el hincha de River en nombre de la pasión por la camiseta y el Superclásico pareció no importarle  a los jugadores. Y si les importó, ¡que malos son, por Dios!

La única pregunta que queda flotando es, ¿habrá visto Ahumada la fiesta que armó la hinchada de River para recibir a un equipo que marcha último en el campeonato? ¿Habrá tenido el coraje de levantar la vista? Difícil, seguro sufrió una indigesta con sus propias palabras.

Foto: Riverplate.com


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar