Cargando...

Primer Aniversario del "Día Nacional del Caño"

Primer Aniversario del "Día Nacional del Caño"

Primer Aniversario del "Día Nacional del Caño"

POR JGARCIA

Hace un año, River escribía otra página en el gran libro del Superclásico, “El Día Nacional del Caño”. El nombre perfecto para un partido perfecto. Ese caluroso y soleado domingo el equipo de Passarella aplastó a su par de la ribera. Marcó dos goles, un zurdazo de Falcao, gran jugada combinada previa, y el doble penal del Burrito Ortega. Sin embargo, lo más importante no fueron los goles, aunque permitieron al millonario que le ganará a Boca por 2a 0. Sino que la tarde estuvo enmarcada por dos jugadas descomunales, increíbles en concepción y en resultado. Dos jugadas que arrancaron el “Oooleee” tan disfrutable cuando el destinatario es uno de los que usa la camiseta archirrival. El Monumental se conmovió, como en los viejos tiempos.

Pareció fílmico. Es que para agregarle esos detalles hollywoodenses a la película hay que destacar que los protagonistas de las jugadas fueron Ortega y Buonanotte, o como dirían en Estados Unidos, el maestro y su discípulo. El consagrado Burrito le hizo pasar un papelón tremendo a Gabriel Paletta, cuando lo ridiculizó con un caño soberbio, a metros de la afamada platea San Martín baja. El “Oooolee” rompió la tarde, mientras en la Centenario alta miraban sin querer ver y en silencio, obvio. El partido estaba 0-0 y Ortega demostraba que tenía una última función Superclásica que regalar.

Ya en la segunda mitad, Dieguito Buonanotte (a esa altura llevaba menos de cinco partidos en Primera) dibujó una obra de arte cuando le metió un túnel extraordinario al pobre de Neri Cardozo. El Enano se llevó la pelota contra el córner que une la San Martín con la Centenaria y giró… lo que vino después no se lo imaginaba nadie. Ante la embestida enceguecida del volante de Boca, Buonanotte, pillo, rápido, más crack que nunca, giró y pasó la pelota entre las piernas del volante: “Ooooooooooooooooole”, se enloquecieron los hinchas millonarios. En la Centenario alta, ese lujo dolió tanto como un gol, mientras que a Buonanotte le valió la marca de los tapones de su rival, a Cardozo le valió una vergüenza inolvidable, y a la gente de River les dio otro motivo para sonreír en una tarde soñada.

Tarde en la que Ortega sacó a relucir su hálito de ídolo y Buonanotte demostró que iba a dar que hablar y tuvo su primera actuación consagratoria en River. Hoy se cumple un año de aquella función del equipo de Passarella. En días en que La Banda anda navegando por el fondo de la tabla de posiciones es bueno recordar que este equipo también es capaz de hacer cosas como esas, ojalá el próximo 19 podamos asistir a algún hito semejante. River, aunque no lo parezca, tiene con qué.

Foto: Victor Alvarez

Resumen del Día Nacional del Caño


 





Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar