Cargando...

La Sudamericana como paliativo del Apertura

La Sudamericana como paliativo del Apertura

La Sudamericana como paliativo del Apertura

POR ALOPEZ


Simeone tiene sus fichas apostadas a la copa, pero lo cierto es que el equipo es uno y es el mismo que no le gana ni a San Martín, Arsenal o Racing en el plano local. El triunfo ante Defensor fue un aliciente, pero en cuartos esperan Chivas o Paranaense. ¿A nivel internacional, logrará encontrar el rumbo el equipo del Cholo?

Sólo el triunfo del jueves en Montevideo sirve como paliativo de este River que en el Apertura lleva cinco fechas consecutivas sin victorias y acumula apenas siete puntos de los 24 que estuvieron en disputa. O sea, el presente del equipo millonario en el plano local es tan pobre que ni siquiera logró sumar más puntos que partidos jugados.

Cómo será que ni la historia misma puede recordar cuándo el club de Núñez tuvo un comienzo de campeonato tan desdichado como el actual. Aunque lo preocupante del último campeón del fútbol argentino no es lo estadístico, porque River y su grandeza pueden permitirse estas licencias, sino que lo alarmante surge al pensar en el futuro inmediato. Ese que está a la vuelta de la esquina y que debe afrontarse ineludiblemente.

River arrancó mal el torneo y lo continuó peor, entonces se despidió del Apertura alegando -aunque sin reconocerlo- que apuntaría todas sus fichas a la Sudamericana. Una decisión forzosa más que correcta, pero la incógnita es ¿qué va a pasar cuando La Banda tenga que empezar a afrontar los momentos cruciales de toda copa? Porque ante Defensor Sporting se aseguró gran parte del pasaje a cuartos en el Centenario, pero lo cierto es que no todos los equipos van a ser como el modesto conjunto uruguayo.

Y River, en el plano local, demuestra sentirse incómodo ante cualquiera, llámese San Martín de Tucumán, Arsenal o Racing. Todos se animan a cachetearlo, todos se permiten prepotearlo, y lo peor es que el equipo no reacciona. Entonces, ¿hasta dónde llegará este diezmado equipo de Simeone? Por ahora, el pronóstico -lejos de ser reservado- resulta angustiante. A tal punto, que la victoria del jueves en Montevideo pareciera ser eso, sólo un paliativo para un final que hoy por hoy se presenta inevitable.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar