Cargando...

A River le faltaba locura

A River le faltaba locura

A River le faltaba locura

POR IROCCA


San Sebastián volvió a pisar las canchas del fútbol sudamericano para cambiarle la cara a un River que venía de mal en peor. Con dos goles típicos de un delantero de área, el uruguayo tuvo la presentación que la gente esperaba. El dato negativo: sólo puede jugar la Sudamericana.

Diego Simeone vivía, previo al partido con Defensor Sporting, uno de los momentos más críticos de su ciclo. La gente exigía huevos, el equipo carecía de juego y las cosas se comenzaban a poner complicadas dada la falta de resultados. En ese contexto retorna a River uno de los personajes más queridos del fútbol sudamericano: Sebastian Abreu.

El Loco estaba confiado y seguro en poder devolverle la sonrisa a un plantel que caminaba, literalmente, por la cornisa. Ese aspecto extrafutbolístico que muchos obvian pero que pocos entienden es el estado de ánimo de un equipo. Algo que el uruguayo sabe como llevar a su máxima expresión para poder así plasmar una imagen diferente dentr del campo de juego.

En el partido de esta noche, el goleador uruguayo no aportó nada diferente a lo mostrado en el primer semestre del año. Quizás haya aprovechado mejor las mañas que le aportó la experiencia previa para así tomar dos pelotas que quedaron picando en el área y pedían a gritos el pie de un 9 para besarse con al red. Y ahí, donde tiene que lastimar, apareció Abreu para sentenciar el partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana 2008.

Fotografía: Fotobaires.com


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar