Cargando...

Te extraño, Ariel

Te extraño, Ariel

Te extraño, Ariel

POR JGARCIA


River sigue jugando a nada y curiosamente el que sigue sin aparecer es Diego Buonanotte, el ancho futbolístico de este equipo. Seguramente ahí está una de las razones por las cuales River  muestra esta pálida imagen partido a partido. Buonanotte parece ser otro desde que volvió de los JJ.OO y no parece ser que la razón sea el cansador viaje a China. El problema de Buonanotte tiene nombre y apellido: Ariel Ortega.


Buonanotte extraña a Ortega más que cualquier hincha de River y la razón es que Ariel era su socio futbolístico. Algo que el “Enano” aún no encuentra en este River y lo que es peor aún, Simeone tampoco le encuentra ese compañero en el plantel actual. Entonces, Diego tiene que cargar la pesada mochila de conducir a River en soledad. Algo para lo que a priori parece no estar preparado. Ojo, no se discute talento, ni entrega, quizás si, capacidad de liderazgo. En Buonanotte parece faltar, en Ortega sobraba.

¿Y Flores? La pregunta es inevitable, porque el uruguayo parece ser el otro de pies sensibles de este equipo de Simeone. El miércoles jugó y lo hizo como para que Simeone justifique su idea sistemática de esperarlo y guardarlo, la pregunta es, ¿hasta cuando? Porque Buonanotte necesita alguien que lo ayude a generar fútbol con urgencia. Así aparecerá el fútbol de River y ahí tendrá más sentido si jugamos con tres “conectores”, dos enganches, cuatro cincos o tres nueve. Si nadie pone la pelota en el piso y la distribuye con criterio cualquier sistema que se forme en torno a la idea futbolística será nulo, porque sin conductor, sin alguien que sepa dónde jugar la pelota aun antes de tenerla, la idea futbolística se nubla, se diluye y se termina disipando hasta quedar en la nada. Eso le pasa a River.

El que más sufre esto es Buonanotte, el “Enano” sin fútbol no es feliz. Él esta hecho para jugar al fútbol, no para correr al rival. En este equipo de Simeone tiene que hacerlo, pero si encima, tampoco consigue tener el dominio de la pelota, ni un cómplice para la idea de juego, se frusta y juega mal. Un síntoma: Diego está muy protestón y hasta pega, no es casualidad las amarillas que ya acumula en el Apertura. Buonanotte y River necesitan que el Cholo encuentre ese socio. Flores, Rosales, Ponzio o Montoto, no importa tanto quien, sino el para que. Si Buonanotte encuentra alguien con quien hablar el mismo idioma dentro de la cancha el fútbol de River comenzará a fluir, sino no vamos a observar algo mucho mejor que los últimos 25’ ante Arsenal.

Foto: Fotobaires


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar