Cargando...

Esperando resultados

Esperando resultados

Esperando resultados

POR JGARCIA

Un refrán popular dice “el que avisa, no traiciona”, así que, técnicamente, no deberíamos preocuparnos por este mal nivel del equipo de Simeone, porque el técnico advirtió que recién veríamos al verdadero River en la sexta fecha. Ayer terminó la quinta y River suma cinco unidades, está a cinco de los líderes, Boca y San Lorenzo, pero los hinchas debemos dormir tranquilos porque aún faltan 90' para que se cumpla el plazo estimado por el “Cholo”, ¿no? No, para nada. El River de los primeros 65 minutos preocupa. Y mucho.

Mucho se habló de que el pobre nivel de River, en semestres anteriores, se debía a la “pesada mochila” que significaban los cuatro años sin títulos.  Pues bien, esa mochila ya no existe, porque el equipo es el campeón reinante del fútbol argentino. ¿Qué pasa entonces? Lo que preocupa es que la respuesta ni siquiera se puede presumir. River dejó ir a  Carrizo y Ortega, dos figuras clave, pero el resto del equipo lo mantuvo. Entonces, ¿cómo puede ser que a estos mismos jugadores les cueste hacer tres pases seguidos?

Quizás el discurso del técnico, ése de la efectividad por sobre la calidad, no ayuda. No es una buena bajada de línea para estos jugadores que entran a la cancha preocupados por ganar (como debe ser) pero quizá no tanto por jugar bien (ahí se comete un error grave). Es imposible saber si lo mismo que pregona Simeone ante cada micrófono que se pone en frente es lo mismo que dice de las puertas del vestuario para adentro. Ojalá que no. Porque esto es River y River ha ganado lo que ganó jugando bien al fútbol.

El River de los primeros 65 minutos pregonó las tres D: descontrol, desacople y desorden. River es un equipo atolondrado, sin idea de juego y sin que varios de sus jugadores se encuentren cómodos con sus posiciones, caso Salcedo y Abelairas. El “Pitu” perdió nivel jugando como volante sobre la raya y Salcedo no se encuentra donde lo pone el “Cholo”. Además, si Buonanotte insiste con tirarse a la izquierda en lugar de jugar por el medio, al paraguayo no le queda otra que retroceder para ocupar el medio. Y se nota que no es lo suyo. Sí, faltan 90 minutos más para que concluya la sexta fecha, pero varios hinchas quedaron preocupados con el nivel mostrado en casi la totalidad del partido en Sarandí.

Foto: Fotobaires.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar