Cargando...

Méndez: "Llegué tarde, pero no fue premeditado"

Méndez: "Llegué tarde, pero no fue premeditado"

Méndez: "Llegué tarde, pero no fue premeditado"

POR GBALCARCE

El defensor de San Lorenzo de Almagro habló por primera vez desde que le dio la patada a Radamel Falcao. A pesar de que las imágenes televisivas dejan en evidencia que Méndez jamás pudo haber calculado tan mal, "el Gallego" manifestó que no tuvo intención de tomarse revancha con el colombiano.

La patada de Sebastián Méndez sobre Radamel Falcao quedará en la historia de las acciones más agresivas de los últimos años en el fútbol argentino. No sólo por lo grave que hubiera sido el asunto en caso de que el delantero de River estuviera con los pies sobre el césped, erguido, sino también porque fue en un partido para el olvido, en el que la acción ocurrida a los 47 minutos del segundo tiempo fue lo más destacado.

Minutos después de lo ocurrido, Méndez no quiso hablar sobre la expulsión ni nada sobre el partido, razón por la cual se retiró de la cancha sin hacer declaraciones, algo que tampoco sucedió en los días posteriores, más allá de que recibió 3 fechas de suspensión y el árbitro Diego Abal contó lo que el defensor le dijo apenas vio la roja: "Me saqué las ganas".

Semejante textual no resiste una lectura posible que no sea la de una venganza. Sin embargo, ayer por la noche, Sebastián Méndez rompió el silencio en el programa partidario "La Cicloneta" (AM 930): "Sé que lo que pasó fue una falta grave, pero también entiendo que hubo gente que no actuó de buena fe", dijo el defensor. Y agregó: "Yo no juego con un cronómetro, la pelota cayó ahí y me tiré fuerte, llegué tarde, pero premeditado jamás", describió.

Además, Méndez hizo comparaciones: "Cuando pasó lo de Falcao conmigo o cuando le rompió la nariz a Voboril, nadie dijo nada. Cuando el conflicto lo tuvo Orión, también nos tildaron de violentos a nosotros. En los demás no se fijan nunca", manifestó. "Tengo 500 partidos en Primera y jamás le rompí una rodilla o un tobillo a nadie. Si a Falcao lo quería romper, lo rompía", añadió.

Hay más: "Me sorprendieron los jugadores de River que hablaron, porque a mí, en la cancha, no me vinieron a decir nada. Quizás Abelairas o Ferrari cuando me vean me dicen algo en la cara, porque en los micrófonos es muy fácil hablar". Entonces, LPM se pregunta: ¿Por qué Méndez no habló después del partido, siendo tan sencillo pararse frente a las cámaras?

Imagen: Archivo FotoBaires.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar