Cargando...

Padre del Arco, Amadeo Inmortal

Padre del Arco, Amadeo Inmortal
06/09/08VARIOS

Padre del Arco, Amadeo Inmortal

POR DJUEZ

Pablo Desimone, fanático del millo, envió a nuestra redacción el siguiente poema al Padre del Arco: Amadeo Carrizo. El mejor y más grande arquero de la historia de River, que debutó en 1945 y jugó su último partido en 1968, vistiendo la camiseta de River Plate en 521 ocasiones y cosechando los títulos de primera división de los años 1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957, respectivamente.


Poema: "Padre del Arco…AMADEO INMORTAL"

Fue su lucha…

Si Rufino fue la cuna del "mortero", como no entender su vientre obligado a engendrar el gran "Arquero". El que fuera capaz de sofrenar el bombazo infernal de Bernabé. Tanto imploró al Señor la campiña santafecina el surgimiento de alguién que tuviera clavos en sus extremidades para pinchar tremendos pelotazos, que del rezo popular AMA…DEUS, AMA…DIOS nació AMADEO. Lo que nadie reparó es que pararse ante tamaño goleador era como pararse ante un pelotón de fusilamiento. Así que la tarea debería ser mucho más ardua que la de fraguar callos como clavos en las palmas de sus manos. Todos sabían que al implacable shoteador le habían crecido durezas en los empeines de tanto practicar descalzo con aquellos balones de tientos embarrados. Y de la fé, como tocados por una varita, a aquellos colonos les nació aquel flaco quijote, delirante, que hizo del puesto bobo un puesto inteligente.. Tempranamente pensó, a contra sensu, de todo el mundo futbolero que no había llegado a ese lugar del planeta exclusivamente para neutralizar a la otra gloria del pueblo. Le pareció una misión mezquina, acaso chiquita…sintió la necesidad de trascenderlo desde su rol de guardián del arco. Así fue que trocó aquel tímido sueño colectivo en uno más ambicioso. Desplegó todo su afan en una suerte de laboratorio experimental de los secretos del goleador. Para ello, tuvo primero que aprender a gambetear, a saltar, a bajarla de pecho, a pegarle con todos los efectos, a ser inteligente, a anticiparse al rival y a jugarse en cada pelota dividida.

Fue su vida…

Cuando afinó su vuelo. Ya después, fue Carrizo. Rodilleras, medias altas, remera gris. Arquero sobrio. Fue RIVER. Fue Argentina. La Copa de las Naciones. ¿Y por qué no Suecia? Para demostrar que es humano.

Y más tarde otra vez AMADEO. Innovador. Chomba, guantes y gorra con visera. Pañuelos blancos al viento que saludan el record invicto en el 68 en el Amalfitani.

Tantas veces le dijeron que había sido el mejor arquero argentino y del mundo. Sin embargo, él , públicamente jamás lo aceptó. Otros infinitamente inferiores necesitaron gritarlo a voz en cuello. Diferencias de estilo que le llaman o una manera de competir desde lo mediático. La única posible. Pasaron los años y todavía me parece que Amadeo siempre fue más alto que el Monumental. Sus manos más grandes que el rectángulo del arco y sus pasos más largos que la linea de gol. Tanto es así que el domingo 17 de Agosto del 2008 creí entender, un poquito más, porque tanta humildad, tanta sencillez, tan flaco narcisismo. Fue el día que en un emotivo y más que merecido homenaje la platea Belgrano baja pasó a llevar su nombre. AMADEO entró al campo de juego y cuando se agachó a besar a todos los pibes que se acercaban, la nube blanca que se posa sobre su cabellera pareció abrir el techo del monumental y un rayo de luz iluminó ese mágico momento. La figura erguida de Amadeo seguirá ensombreciendo a todos. No resiste comparaciones.

Su elemento…

Buscó entre rastrojos de eucaliptos disecados un puñado de ramas caídas. Pidió un hacha prestada a los paisanos y de tres guadañazos armó un arco.

Cual un templo baustismal le puso nombres…y los leños lo adoptaron como padre.

En fin, AMADEO mezcló todos los elementos y las ecuaciones para ser el arquero que todos querían. Combinó la psicología del hambre de gol y el arte de su custodia. Y por las dudas…para no correr ningún riesgo, decidió clausurar el arco. Refundarlo como si fuera su casa y reinventar el puesto de arquero…y quedarse con la pelota.

Gracias Amadeo, gracias por tanta gloria, "padre del arco….Amadeo inmortal".


Pablo Desimone, 22/08/08
D.N.I 13256698



Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar