Cargando...

Idolo en todos lados

Idolo en todos lados

Idolo en todos lados

POR GGONZALEZ

Un 29 de agosto  de 1959, en algún pueblito, La Rioja vio nacer a uno de los ídolos más importantes de la historia de River, multicampeón como jugador y máximo ganador como técnico de la institución; su figura dentro de la cancha surgió a fines de la década del setenta en medio de la gloria que por aquellos años copaba las vitrinas del club.

Ramón Angel Díaz, para muchos, el ‘Pelado’, se ganaría pronto ese apodo en las Inferiores del cuadro donde hizo toda su carrera como jugador en la Argentina. “No me crecía el pelo y por eso me pusieron ese apodo”, comenta Ramón cada vez que le preguntan de dónde surgió el sobrenombre. Sus destacadas actuaciones en Reserva lo llevaron a Primera y le traían más que presión al por entonces técnico, Angel Labruna, que en su posición habitual descargaba su confianza en Leopoldo Jacinto Luque, campeón mundial con Argentina en el 78.

Finalmente y luego de la presión de la gente, Díaz debutó el 13 de agosto de 1978 en la victoria por 1-0 frente a Colón de Santa Fe, aquel día deslumbró a la gente por su pique veloz y sus hábiles gambetas. En River se ganaría rápidamente un lugar en el equipo y en el corazón de la hinchada. A pesar de que Labruna lo ponía sólo en el segundo tiempo, le bastaba para ser el goleador del equipo. Tal es así que terminó como artillero durante el Nacional de 1979 y Metropolitano de 1980.

Sin dudas, la bisagra de la carrera del ‘Pelado’ fue el Mundial Juvenil de 1979, donde César Luis Menotti lo ubicó como delantero, dado de que Diego Maradona lo hacía de media punta. Aquella dupla sería exitosa y Díaz culminaría el Mundial como campeón y goleador. Antes de partir al Viejo Continente, el riojano se daría el gusto de convertir dos goles en la Bombonera, a Hugo Orlando Gatti, en una memorable goleada 5-2, válida por el Nacional de 1981.

En Europa pasó por Napoli, Avellino, Florentina, Inter, Monaco, donde fue campeón, e Inter de Milán, con el cual obtuvo el Scudetto de 1989. Su retorno al país fue en 1991 para conquistar su último torneo en River como jugador, ya con la modalidad de Apertura. Con 14 goles fue goleador y figura de aquel equipo campeón bajo el mando de Daniel Passarella. Su retiro de las canchas fue en el Yokohama Marinos de Japón, en 1993, allí también se coronó campeón y goleador.

Como técnico de River, Ramón debutó en 1995 e inmediatamente se haría el creador de uno de los ciclos más exitosos de toda la historia del club. Un año más tarde se alzaría con la Copa Libertadores, con Enzo Francescoli y Ariel Ortega, para su posterior conquista del Clausura y los Apertura 96 y 97. Así consiguió su tricampeonato como entrenador. Además, obtuvo la Supercopa, trofeo que faltaba en las vitrinas y que hoy duerme el trofeo original por ser el último equipo en ganarla. Posteriormente, Díaz conquistaría el Apertura 99 con el trío ofensivo integrado por Pablo Aimar, Javier Saviola y Juan Pablo Angel. Y el Clausura 2002, que tiene el grato recuerdo de la goleada en la Boca por 3-0. Ese sería el séptimo titulo y con él se haría el máximo ganador como DT en la historia de River.

Los números de Ramón Díaz en River:

Como jugador: 1978/81 y 1991/93:
Titulos: Metro 1979, 1980, 1981, Nacional 1979 y 1981 y Apertura 1991
Goles: 84.
Partidos: 175

Como técnico:  Titulos: Apertura 1996, 1997 y 1999; Clausura 1997 y 2002; Copa Libertadores 1996 y Supercopa 1997
Partidos: 301 victorias. 155 empates. 80 derrotas. 66 trofeos individuales: Botín de Oro Mundial Juvenil de Japón 1979. Balón de Bronce Mundial Juvenil de Japón 1979.

Imagen: Fotobaires.

 


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar