Cargando...

Fútbol espectáculo

Fútbol espectáculo

Fútbol espectáculo

POR JGARCIA

27 de agosto de 2000 no es un día más en la vida de cualquier hincha de River que se precie de tal. Esa tarde, los hinchas del más grande vieron un verdadero show. Esa tarde desembarcaban en River “Los 4 Fantásticos”, apodo que le puso la prensa al equipo cuya delantera era conformada por Pablo Aimar, Javier Saviola, Juan Pablo Angel y por  Ariel Ortega, proveniente de Europa. Cuatro para triunfar. Ese River perdió el tricampeonato a manos de Boca, pero la tarde del 27 dio un verdadero concierto de fútbol, uno de los más gloriosos de los últimos tiempos en el Monumental.

Una frase de Macaya Márquez en el comentario de ese partido fue “Central parece de papel”. Así lo hizo ver River, que le ganó en cada centímetro cuadrado de césped. Esa tarde, Orteguita (que hacía su debut, tras su regreso) brilló, Aimar lo secundó, Saviola mostró la clásica voracidad y Angel sació su sed goleadora por duplicado. Fueron cuatro, pudieron haber sido 12. “La fiesta del regreso del Burrito vino con goleada. La gente se fue empachada de fútbol. River destrozó a Central, tanto que le hizo precio con el 4 - 1. Nace una nueva Máquina”, eso colocó Olé en su tapa el lunes 28. River había conmovido, una vez más, al mundo del fútbol.

Cinco minutos tardó el equipo, por ese entonces dirigido por Américo Rubén Gallego, en cristalizar la diferencia en la red. Jugadón de Ortega, gol de Saviola: 1-0. Quince minutos después aumentó Diego Placente (quien hacía el surco por izquierda siempre que se lo proponía) y con el 2-0 se acabó el partido. Para colmo, siete minutos después Angel hizo valer su tremendo cabezazo y estampó el 3-0, tras una pared levantada entre Ortega, Saviola y Aimar. El penal que Rafael Maceratesi transformó en gol antes del final de la primera mitad no cambió en nada el desarrollo -y el baile- del juego. A los siete de la segunda etapa, el colombiano puso cifras definitivas: River 4 - Central 1. En esos 35 minutos que le quedaron al partido, el arquero José María Buljubasich se lució tapando diversas pelotas que pedían, a gritos, besar la red, sólo por él Central se salvó del papelón histórico.

Foto: LPM


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar