Cargando...

Francescoli: "El día en que sea técnico, si pierdo me van a echar"

Francescoli: "El día en que sea técnico, si pierdo me van a echar"

Francescoli: "El día en que sea técnico, si pierdo me van a echar"

POR GBALCARCE

El "Príncipe" fue entrevistado por la revista El Gráfico y habló sobre las chances de ser DT algún día y la polémica con Simeone, entre otros temas. Le bajó el tono a las declaraciones que hizo en su momento ("No tuve maldad"), aunque no por eso dejó de ratificar lo que siente. Un Enzo auténtico, que dice lo que piensa, sin ánimo de herir, aunque tampoco de hacer demagogia. Aquí repasamos lo más jugoso.

Su presente y lo que significa River
"Siento que todavía no encontré algo que me llene profesionalmente como el fútbol. Es fuerte no tener el 'uruguayo, uruguayo'. Podría haber jugado uno o dos años más, pero estaba cansado del ambiente, de las concentraciones. Mis hijos habían entrado en la adolescencia y quería recuperar el tiempo perdido".  Enzo dejó una huella muy grande en el club y a pesar de que no está ligado como dirigente, manager o DT, manifestó que suele ver los partidos por TV: "Salvo que esté viajando, los miro siempre. Si son importantes, cierro las cortinas y trato de que no esté nadie, salvo mis hijos o algún muy amigo. Puteo y fumo más puchos de lo debido".

El cruce con Simeone
Más allá de que Enzo explicó que sus críticas no fueron malintencionadas, volvió a referirse al tema, con argumentos: "No fui duro. Dije que no tenía experiencia para el momento que vivía River. Es inexperiencia probar, a los 15 días de estar en el club, línea de tres en un clásico y estar al borde de comerse ocho goles. Es inexperiencia no cerrar un partido que lo tenías que cerrar contra San Lorenzo, aunque a cualquiera le pueden tocar diez minutos fatales. Ahí casi se le prende fuego el rancho, si Boca salía campeón de la Libertadores no sé qué pasaba". Y agregó que no sintió que el "Cholo" le haya tapado la boca con el título: "Estoy loco de la vida con el campeonato de River. Se lo merece y lo felicito. La verdad es que no tuve maldad en mis declaraciones. Si la hubiera tenido, lo podría haber matado o hasta ir yo a River y proponer un técnico y él seguiría en Estudiantes. Si mañana digo 'voy a dirigir a River'  y alguien declara que no tengo la experiencia suficiente, no me puedo enojar, porque la verdad es que no la tengo". En relación a las palabras de Simeone un tiempo atrás, diciendo que lo que dijo el "Príncipe" no lo molestaba siempre y cuando no hubiera segundas intenciones, el uruguayo dijo: "¿Qué intención puedo tener? Si en River quería ser técnico, podría haberlo sido antes que él. Y no me la creo tampoco: el día en que sea técnico, si pierdo me van a echar. Por ahí me bancan tres partidos más, como se los pueden dar también a Alonso. No hay que creérsela en el fútbol, porque dirigiste un año y medio tampoco sos Rinus Michel".

¿Será DT algún día?
Consultado sobre las posibilidades de 0 a 100% de que algún día sea DT, Francescoli fue claro: "Hoy, 1%. Quizás en un año dirijo y me decís que te respondí cualquier cosa. Te respondo lo mismo que a Davicce, Pintado y Aguilar cuando me ofreciero el cargo: hago las cosas cuando las siento. Es más, si me ponen contra la pared y me dicen: 'Mañana tenés que ser técnico de algo', contestaría 'de juveniles'", explicó. Y dio a conocer cuántas veces lo llamaron de River: "Cinco o seis, cada vez que hubo problemas". También mencionó que el primero en buscarlo fue Alfredo Davicce, mientras que el último, Aguilar, tras la renuncia de Passarella. Y por si fuera necesario, aclaró que ningún otro equipo le ofreció ser DT, pero que él "tampoco lo sería". ¿Entonces? "Sólo me moverían el piso River y Uruguay, si me lo mueven alguna vez". Un dato interesante: "Mi hijo Bruno, muy fana de River, va a la cancha y cuando el equipo anda mal me pincha: 'Che, ¿y vos no vas a hacer nada por River?'".

Las polémicas con Ramón Díaz
"Si Ramón me tiene bronca o no, habría que preguntárselo a él. El llegó a River y a la larga se fueron Cedrés, Burgos, Hernán Díaz, Astrada, Berti, todos líderes. Con el único que no pudo fue conmigo, porque yo era muy fuerte", disparó. Y dio un ejemplo de por qué la relación del plantel de River no era buena con el riojano: "Que subiera al escenario en una cena después de ganar la Libertadores y agradeciera a todos, menos a los jugadores, rompe las pelotas, porque el que juega es el jugador. Estábamos en la mesa y nos mirábamos recalientes. Vos te podés olvidar del kinesiólogo, de los utileros, pero de los jugadores... Ramón dio muestras de ser un muy buen técnico, pero disputa demasiado su lugar con los jugadores de más influencia", analizó, recordando también los episodios sucedidos en San Lorenzo.

Imagen: Archivo FotoBaires.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar