Cargando...

Estuvo bueno Buenos Aires

Estuvo bueno Buenos Aires
23/06/08VARIOS

Estuvo bueno Buenos Aires

POR ALOPEZ


River embanderó la ciudad de rojo y blanco con una caravana inolvidable. Arriba de un micro descapotable y seguidos por un millar de hinchas, los jugadores celebraron el campeonato desde el centro porteño hasta Núñez. La alegría en las calles, en serio, nao tem fim.

Entre tanta marcha agropecuaria, contramarcha kirchnerista y paro de taxistas, el Niño Mauricio por fin encontró alivio: River copó las calles de Buenos Aires pero con la caravana de la alegría. En un recorrido de 10 kilómetros, hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes desataron una verdadera fiesta millonaria para celebrar la obtención del torneo Clausura 2008.

El carnaval tuvo su previa en Banfield, en donde el equipo del Cholo dio vuelta un partidazo para redondear un campeonato tan irregular como sufrido, aunque en realidad se trató de un torneo respetuoso de la historia: River campeón, secundado por el clásico y eterno ‘Cebollita’. Por eso, el “te querés matar, bostero”, fue uno de los cantos que más gargantas resquebrajó durante la caravana que, cerca de las 18 del domingo, comenzó en avenida Belgrano y 9 de Julio.

Arriba de un colectivo cabriolet y envueltos en banderas, gorros y remeras, los jugadores eran puro descontrol: Nasuti descargaba en un redoblante todo lo que no pudo descargar adentro de la cancha; Gerlo, sacado, pedía un, dos, tres y más “minutos de silencio para Boca que está muerto”; Augusto lucía eufórico una camiseta firmada por todo el plantel a modo de despedida; Carrizo mantenía la copa en alto como si se tratara de una pelota para evitar que se la sacaran; y Ahumada revoleaba todo lo que encontraba a mano al grito orgulloso de “soy de River”.


 






Alrededor del micro, marchaban 10 mil protagonistas de esos que comúnmente se lucen del alambrado hacia fuera de la cancha. Iban a pie, bicicleta, moto, auto o lo que fuera con tal de volver a decir -como siempre- presente. Y a su paso, dejaban un Obelisco marcado de pasión roja y blanca, esa que los turistas, asombrados, no lograban comprender desde las habitaciones de sus hoteles. Es que la ciudad parecía situada por la locura, las bombas de estruendo y un “dale campeón” repetido hasta el hartazgo.

Prueba de ello también pudieron dar las frenéticas invasiones a las escalinatas de la facultad de Derecho, la terraza de Canal 7, el monumento a Justo José de Urquiza y al propio Monumental, en donde a las 21 finalizó la peregrinación. Sí, tres horas más tarde, el micro se perdió detrás de los portones del club, luego de presenciar los últimos fuegos artificiales, las cargadas a Boca y las interminables demostraciones de amor a La Banda. Recién ahí los hinchas apaciguaron su exaltación, aunque no su alegría, que nao tem fim. Pero para ese entonces, ya había estado bueno Buenos Aires.


Video: La Caravana llega al Monumental al ritmo del Tuta Tuta




Video: comienzo de la Caravana en Belgrano y 9 de Julio



Video: Los Jugadores Cantan en el Micro, por la 9 de Julio



Video: La Caravana sale hacia el Obelisco


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar