Cargando...

Buonanotte es intransferible

Buonanotte es intransferible

Buonanotte es intransferible

POR JGARCIA



Así lo determinaron los directivos millonarios, aunque esto es River y los euros se ven con buenos ojos. De todas formas, mientras tanto Simeone puede empezar a respirar tranquilo, porque el dirigente Mario Israel aclaró ayer que el “Enano” no se irá al finalizar el Clausura. Además Aguilar hizo lo propio en su raid mediático post-vuelta olímpica.

Pero faltaba  escuchar la voz finita de Diego, para ver qué pensaba sobre una posible venta. "Yo me quiero quedar, estoy muy cómodo y no me olvido de que hace seis meses ni jugaba. Ahora quiero aprovechar este momento", declaró Buonanotte. Música para los oídos de todos los riverplatenses. El jugador del momento se quiere quedar. Esto, más allá de lo dicho por Israel en radio Del Plata, es lo que tranquiliza. sobretodo porque el deseo del “Enano” se suma a las manifestaciones de Ponzio (“River es un club para quedarse a vivir”), de Ortega (“Quiero morir en River”) y de Ahumada (“Acá me quedó toda la vida”). Algo que, hasta hace unas semanas atrás, parecís que no se les cruzaba por la cabeza a los jugadores del club.

Pero volviendo a Buonanotte, quizás esta determinación tenga que ver con el pasado del “Enano- Gigante” en River. Arrancó con el mote de promesa: “Barcelona tiene a Messi, pero River a Buonanotte”, decía la gente que andaba por las Inferiores por ese entonces. El gurrumín (mucho más menudo que hoy en día) debutó ante Instituto de Córdoba en el 2006, jugando unos minutos. Desde ahí, hasta la explosión con Passarella casi a fines de 2007, lo único que se supo de él fue que había posado para una gigantografía de Adidas. Un exceso para lo poco que había demostrado hasta ahí. Más que nada, porque esa exposición le jugó en contra, que en enero pasado llegó a pensar en irse a Olimpo (¡mirá si River el domingo lo hubiese tenido en frente y no a favor!) para foguearse. Pero lo agarró Simeone, le encontró su lugar en el mundo, lo hizo andar en un sistema de corte europeo y lo potenció a tal punto que sin el aporte de Diego (9 goles), River no hubiese salido campeón.

Ahora, el salir campeón con River, haber demostrado entender los sistemas sin enganche, su juventud y proyección alertaron a todos los clubes poderosos del Viejo Continente. Pero Buonanotte, desde su deseo, se quiere quedar. Aguilar no tiene intenciones de dejarlo ir (ojalá no cambie de opinión) y los hinchas de River se relamen sabiendo que el semestre que viene podrán volver a disfrutar del dúo dinámico: Ortega-Buonanotte, el ídolo y su discípulo. Así, el “Cholo” intentará encontrar el buen nivel futbolístico. Con ellos dos, será mucho más fácil alcanzar lograrlo.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar