Cargando...

Huevos

Huevos

Huevos

POR MATIASBR

En Santa Fe sobró lo que faltó en la fatídica noche contra San Lorenzo. River, con uno menos durante más de una hora, supo controlar bien la situación, sacó pecho y aguantó bien a un Colón que tenía todo a favor para complicarle el camino al título. Ariel Ortega volvió a ser clave y Diego Simeone acertó en los cambios: Andrés Ríos y Alexis Sánchez fueron protagonistas del segundo gol.

La tarde santafesina fue perfecta. Se dio uno de esos partidos en los que a un equipo se le cuelga el cartel de candidato. Porque si bien se sufrió hasta el último minuto, River supo cómo contrarrestar todas las adversidades: uno menos desde los 20 minutos de la primera parte, un penal no cobrado y encima Colón también debería haberse quedado con diez (falta grosera de Piccoli a Buonanotte).

Pero todos, desde Carrizo hasta Abreu, entendieron cómo se debería jugar el partido. Si no ahí está el propio uruguayo como ejemplo: pateó una sola vez al arco, pivoteó siempre y hasta se sacrificó y se puso el traje que peor le queda, como tener la pelota mucho tiempo en los pies y exponerse a los silbidos por un mal pase o una pérdida.

Encima, Simeone metió mano y acertó: Buonanotte, desde la expulsión de Ponzio, estaba fuera de partido y era candidato a la tarjeta roja, debido a las reiteradas protestas. Por eso se le dio pista al chileno, quien fue determinante después de mucho y, junto con Andrés Ríos, quien ingresó por Ortega, construyeron el segundo tanto.

¿Cómo no ilusionarse con la 33ª vuelta olímpica? ¿Cómo controlar la ansiedad durante esta semana, sabiendo que el domingo se puede festejar en casa? El Monumental, que rebalsará de gente y pasión, va entrando en calor para ser testigo de una vuelta más.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar