Cargando...

Prohíbido empatar

Prohíbido empatar

Prohíbido empatar

POR JGARCIA

Si River quiere ser campeón no puede perder más puntos, es así de corta, clara y simple. Los dos puntos dejados en el camino ante Independiente deben ser los últimos que queden por el camino. El equipo tiene la obligación de ganar los cuatro partidos que restan para poder cumplir así la otra obligación: ser campeón.


El rival directo viene muy fuerte. Tiene un líder futbolístico en Juan Sebastián Verón, algo que a River le falta. Como si fuera poco, viene de ganar el clásico con dos hombres menos en condición de visitante (qué distinto a lo de River en la Bombonera, ¿no?). Pero River, en el campeonato local, tiene un peso específico gracias a la temible banda roja: 32 títulos locales y más de una centena de historia certifican que Estudiantes quisiera estar peleando el campeonato con cualquiera, menos con River.

Eso debe aprovecharlo. Desde el próximo sábado, si es posible. A Huracán hay que ganarle y esperar que el “Rojo”, en su afán de ganar de arremetida el campeonato, pueda hacerle fuerza al “Pincha”. Después, la siguiente parada marca dos bravas para ambos equipos: River debe viajar a Santa Fe, donde el equipo de Mohamed busca zafar de la Promoción, y el “Pincha” debe ir hasta La Paternal, donde no hace mucho cayó contra Argentinos Juniors. Una cancha que, sin dudas, le cuesta. ¿Se acuerdan cuando el River de Ramón metía de a tres, de a cuatro en Santa Fe? Bueno, eso debe ir a buscar el River del “Cholo”.

La 18ª estación será Olimpo. River recibirá a un equipo bahíense desesperado por zafar o ya descendido. Mientras que el “Pincha” recibirá al necesitado Colón (más aún si River logra vencerlo). La última fecha marca que Estudiantes deberá viajar a Bahía Blanca -otra cancha complicada para el juego del equipo de Sensini- y River debe viajar hasta el Sur a visitar al siempre complicado Banfield en su reducto.

Los dos equipos tienen caminos similares, ya que sólo difiere un rival. Y las localías parecen guiñarle un ojo al “Pincha”, pero River es River. Lo cierto es que el equipo de Simeone, con el empate de ayer, ya no depende de sí mismo para alcanzar el ansiado campeonato 33. Por eso, más allá de cuáles sean los rivales, al equipo se le debe hacer carne esta frase: “Prohibido empatar”. Y  mucho menos perder, sólo así el equipo de Simeone podrá cortar la cruel sequía que ya lleva más de tres años y medio.


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar